Santo Tomás sobre la Resurrección de Cristo

– Yo soy la resurrección y la vida (Jn 11,25) – Credo, Artículo 5: Al tercer día resucitó de entre los muertos Compendio de Teología: – Cap. 236: La resurrección de Cristo y el momento de la resurrección – Cap. 238: Demostración de la resurrección de Cristo – Cap. 239: Poder de la resurrección del Señor CRISTO, RESURRECCIÓN Y VIDA Yo soy la resurrección y la vida (Jn 11,25) I. El Señor muestra su virtud y poder que es vivificante. Debe saberse que, entre …

1

Santo Tomás sobre la pasión de Cristo (V)

Santo-Tomás-de-Aquino

Comentario al Credo, Artículo 5 Descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos Como hemos dicho, la muerte de Cristo consistió en la separación del alma del cuerpo, como también la de los demás hombres. Mas la Divinidad, estuvo tan indisolublemente unida al hombre Cristo, que, aunque el alma y el cuerpo se separaron el uno del otro, sin embargo la Divinidad misma estuvo siempre perfectísimamente unida al alma y al cuerpo. Y por tanto el …

1

Santo Tomás sobre la pasión de Cristo (IV)

tomás aquino pasión de cristo

LA LANZA Y LOS CLAVOS DE NUESTRO SEÑOR (Jn 19,34) CON CRISTO HE SIDO CRUCIFICADO. Y YA NO VIVO YO, SINO QUE EN MÍ VIVE CRISTO (Gal 2, 19-20) QUE NUNCA ME GLORÍE SINO EN LA CRUZ DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, POR QUIEN EL MUNDO ESTÁ CRUCIFICADO PARA MÍ, Y YO PARA EL MUNDO (Gal 6, 14-15)    LA LANZA Y LOS CLAVOS DE NUESTRO SEÑOR Uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y salió luego sangre …

1

Santo Tomás sobre la pasión de Cristo (III)

PREPARACIÓN DE CRISTO AL LAVATORIO DE LOS PIES (Jn 13, 4-5) NECESIDAD DE LA PERFECTA PURIFICACIÓN (Jn 13, 8-10) CÓMO DEBEMOS LAVARNOS LOS PIES LOS UNOS A LOS OTROS (Jn 13,14) EL SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA (Jn 6,55) PREPARACIÓN DE CRISTO AL LAVATORIO DE LOS PIES Se levanta de la cena, y se quita sus vestiduras; y tomando una toalla, se la ciñó (Jn 13, 4). Cristo se muestra servidor por amor a la humildad, conforme a aquello de San Mateo: …

Santo Tomás sobre la pasión de Cristo (II)

Santo Tomás de Aquino - Cornelio Fabro - instituto verbo encarnado

Anuncio de la traición de Judas (Mt 26, 21-25) Predicción del abandono de los discípulos (Mt 26, 30-32) Predicción de las negaciones de Pedro (Mt 26, 33-35) Anuncio de la traición de Judas v.21 (n.2159) Y mientras comían, dijo: “Yo os aseguro que uno de vosotros me entregará”. v.22 (n.2161) Muy entristecidos, se pusieron a decirle uno por uno: “¿Acaso soy yo, Señor?” v.23 (n.2162) Él respondió: “El que ha mojado conmigo la mano en el plato, ése me entregará. …

Santo Tomás sobre la pasión de Cristo (I)

Santo Tomás de Aquino - Cornelio Fabro - instituto verbo encarnado

CREDO, ARTÍCULO 4 Padeció bajo Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado Como es necesario que el cristiano crea en la encarnación del Hijo de Dios, así también es necesario que crea en su pasión y muerte. Porque, como dice S. Gregorio: No nos aprovecharía nada el haber nacido, si no nos hubiese aprovechado el ser redimidos”. Mas esto, que Cristo haya muerto por nosotros, es tan arduo (o incomprensible), que apenas lo puede captar nuestro entendimiento; más aún, no …

1

El ángel custodio de los aún no nacidos, según Santo Tomás

tomas aquino

El ángel custodio de los aún no nacidos, según Santo Tomás En el comentario al Libro II de las Sentencias, Santo Tomás tiene un artículo dedicado a los ángeles custodios o “de la guarda”, como los llama piadosamente la devoción popular. Se pregunta el Santo si a todos los hombres se les asigna la custodia de un ángel. Por las objeciones desfilan desde Adán hasta el anticristo. El primero, porque estando creado en gracia y con plenitud de ciencia infusa, aparentemente …

Saberes y sabores: Santo Tomás de Aquino (III); Mons. Miguel A. Barriola

Saberes y sabores: Santo Tomás de Aquino (III) Miguel Antonio Barriola VI –Santo Tomás teólogo y poeta de la Eucaristía Desde 1261 a 1265, Tomás fue nombrado “lector”[1] para el convento dominico de Orvieto. También a dicha ciudad se había trasladado la curia pontificia en 1262. Se estableció entonces una cálida amistad entre Urbano IV y Santo Tomás. Ahora bien, a partir de los principios del siguiente siglo (XIV), se sostuvo que el papa había encomendado al Santo Doctor la composición del …

Saberes y sabores: Santo Tomás de Aquino (II); Mons. Miguel A. Barriola

Santo-Tomás-de-Aquino

Saberes y sabores: Santo Tomás de Aquino (II) Miguel Antonio Barriola IV –Impulso contemplativo de la genuina teología El teólogo no puede descansar, complaciéndose en el entrelazado sutil o la pulida perfección de las fórmulas, de los ‘enuntiabilia’ (= las exposiciones doctrinales de la fe), que tienen una pura función instrumental, sino que ha de aspirar a la ‘res’, que es la que suscita y finalmente resuelve dichas expresiones, según la clara afirmación: “actus autem credentis non terminatur ad enuntiabile, sed …

1

Saberes y sabores: Santo Tomás de Aquino (I); Mons. Miguel A. Barriola

Saberes y sabores: Santo Tomás de Aquino (I) Miguel Antonio Barriola I –Superar fáciles y falsas etiquetas En demasiados ambientes eclesiales, ya pastorales, ya de formación seminarística o universitaria, suelen ser moneda corriente las clasificaciones de la gigantesca obra de Tomás de Aquino como de fría intelectualidad, inficionada en demasía por Aristóteles, vista como una concatenación muy lógica y hasta brillante de verdades reveladas y racionales, pero demasiado teórica y alejada de las fuentes de la vida cristiana: la Escritura sobre …

Dos obras más de Santo Tomás en el blog

  La versión español-latin de “El ente y la esencia” (texto latino según la Edición Leonina, tom. XLIII, 369-381), y la cuestión disputada sobre “El alma”. “El ente y la esencia” español-latín: http://santotomasdeaquino.verboencarnado.net/el-ente-y-la-esencia-espanol-latin/ Cuestión disputada sobre “El alma”: http://santotomasdeaquino.verboencarnado.net/sobre-el-alma/#_ftnref2

1

Tomás de Aquino, el santo; Mons. Adolfo Tortolo (II)

Santo Tomás de Aquino - Cornelio Fabro

TOMÁS DE AQUINO, EL SANTO (II) Mons. Adolfo Tortolo, Arzobispo de Paraná. (Revista Mikael 5, 1974, 7-17). IV. SANTO TOMÁS Y LA VIDA CONTEMPLATIVA La madurez espiritual suele manifestarse por la unidad interior, traducida en la unificación de las potencias. Por un mismo acto se en­tiende y se ama. La vida moral de Santo Tomás, su virtud, la heroicidad de sus vir­tudes, es un libro escrito para el cielo. Los testimonios recogidos en el proceso de canonización aseguran la verdadera …

Tomás de Aquino, el santo; Mons. Adolfo Tortolo (I)

santo tomás de aquino

TOMÁS DE AQUINO, EL SANTO Mons. Adolfo Tortolo, Arzobispo de Paraná. (Revista Mikael 5, 1974, 7-17). I. LA SANTIDAD Quizá ninguna palabra sea tan privativa de Dios como la palabra Santidad. “Yo soy Santo; sólo Dios es Santo”, no son expresiones de un simple atributo. La Santidad en Dios es mucho más. Es el medio vital en que vive Dios necesariamente, pe­netra toda su realidad ad intra y toda su acción ad extra. Es el halo del misterio que lo …

1

Actualidad de Tomás de Aquino, P. Leonardo Castellani

Castellani_Tomás de Aquino

Actualidad de Tomás de Aquino, P. Leonardo Castellani Santo Tomás es sumamente actual, e irá siéndolo más y más in dies. La razón es que intelectualmente no existirán más que Hegel y Tomás de Aquino trabados en lucha a muerte, dentro de poco. Estamparé aquí una afirmación osada, que a quien le parezca disparatada o temeraria no tiene más que pedirme se la pruebe… Es ésta: en la época en que estamos, la Epoca Atómica (que yo llamaría “Parusíaca”), no habrá más filosofía. Habrá …

1

Esse y esencia en Dios, P. Carlos Buela IVE (III)

VIII. «El que es» Creemos que la obvia palabra de la Escritura «Yo soy» (Ex 3,14), «El que es» (Sb 13,1), expresa que la esencia de Dios es el Ser y que lo distingue de todos los demás seres: «Yo, Yavheh, ese es mi nombre, no doy mi gloria a ningún otro, ni a los ídolos mi alabanza» (Is 42,8). Estamos totalmente de acuerdo con los Padres que afirmaban: «El ser en Dios no es accidente, sino verdad subsistente» (San …

Esse y esencia en Dios, P. Carlos Buela IVE (II)

VI. «Qui sum» En el Sinaí fue revelado a Moisés «el más propio de los nombres de Dios»[12], donde se explica el nombre por el verbo «ser», tercera persona de la forma qal del verbo hebreo hyh, que significa ser, existir. Allí, enigmáticamente, responde Dios a la pregunta de Moisés «Tú, ¿quién eres?» (Ex 3,13), diciendo: «Yo soy el que soy» (’ehyeh ‘aser ’ehyeh, v.14). Y más adelante en primera persona: «Yo soy» (’ehyeh, v.15), y poniendo la frase en labios de Moisés, …

2

Esse y esencia en Dios, P. Carlos Buela IVE (I)

Esse y esencia en Dios[1] I. De las creaturas al Creador En su magistral camino de las creaturas al Creador, Santo Tomás parte de hechos de la experiencia sensible, como el movimiento, la causalidad, la contingencia, la participación, el orden, remontándose a Aquel que mueve y no es movido, causa y no es causado, existe y hace existir, el ser supremo de quien todos participan, ordenador y no ordenado por otros[2]. Para quien tenga una clara inteligencia metafísica de las …

Why do we study St. Thomas Aquinas?

Why do we study St. Thomas Aquinas? One of the main tasks in the evangelization of culture is to conform the mind of man to the mind of God. This entails that we should have the mind of God; we should have the mind of the Church. Thus, the main goal of our intellectual formation is to conform ourselves to the mind of the Church.  This necessarily requires that we should “arrive at the certainty of truth founded on the …

La virtud de la obediencia en Santo Tomás, su naturaleza volitiva e intelectual; P. Carlos Pereira IVE

LA VIRTUD DE LA OBEDIENCIA EN SANTO TOMAS Su naturaleza volitiva e intelectual Naturaleza y objeto Es en la Suma Teológica, II-II, q.104, donde Santo Tomás desarrolla el tratamiento de esta virtud de modo más sistemático, aunque no es el único lugar de sus obras en el cual toca el tema.[1] En la Suma, brevemente, hablando de su naturaleza en cuanto virtud, afirma “que no es una virtud teologal, porque su objeto no es propiamente Dios, sino el mandato de …

La doctrina Tomista de los sentidos bíblicos (VII), P. Lic. Martín Villagrán IVE

Consideraciones conclusivas Como conclusión de nuestro trabajo, repasaremos sumariamente el camino recorrido a fin de obtener el panorama de lo dicho y destacar ciertos elementos que juzgamos centrales. Si bien el corazón del trabajo ha sido el tratamiento de la doctrina y la praxis tomistas, hemos considerado que el punto introductorio dedicado a Lc 24 podría iluminar en algún modo lo que habríamos de exponer. En este sentido, la consideración del último capítulo del Evangelio del apóstol san Lucas, ha …