La pérdida del ser y el quijotismo (VI), P. Carlos Miguel Buela IVE

carlos buela

La pérdida del ser y el quijotismo (VI) 2ª PARTE III. La recuperación del ser por el quijotismo La impiedad cultural y la impiedad religiosa, las dos sociedades impías (capitalista y marxista) como expresiones del nihilismo de fondo, no tienen otra solución que la re-instalación de todas las cosas en el Ser; es decir, “una renovación de la paideia clásico-cristiana, no porque sea griega o romana y ni siquiera cristiana, sino porque responde al ser del hombre”[1] [O sea, la metafísica …

1

La pérdida del ser y el quijotismo (V), P. Carlos Miguel Buela IVE

padre buela

La pérdida del ser y el quijotismo (V) [P. Carlos Miguel Buela IVE, “El Arte del Padre“, cap. 24] II.3. La pérdida del ser y el «occidentalismo» a. El nihilismo de Occidente El proceso de la estupidez (que coincide con la antifilosofía [moderna] o filodoxa, con la anticultura y el nihilismo) significa un progresivo “oscurecimiento” de la inteligencia y ha comenzado en el siglo XVIII con la reducción del Ser (pérdida del límite) a la historicidad. Esto equivale a destacar …

La pérdida del ser y el quijotismo (IV), P. Carlos Miguel Buela IVE

La pérdida del ser y el quijotismo (IV) II.2. La pérdida del ser y la estupidez a. Negación y nihilismo La anticultura como vaciamiento del logos constituye la insensatez esencial, la estupidez que, en cierto modo, es insensatez. La pérdida del ser es como una sombra negativa del logos: “La estupidez es omnipresente, infinita como el ser” y, en verdad, decía Sciacca en 1970, “nadie la ha hecho objeto de meditación filosófica”.[1] La medida, que es el signo de la …

La pérdida del ser y el quijotismo (III), P. Carlos Miguel Buela IVE

La pérdida del ser y el quijotismo (III) b. El proceso de la anticultura La pérdida del ser, que es pérdida del sentido de la participación del esse en los entes cuyo último fundamento es el Ipsum Esse Subsistens, significa la nadificación de lo que Sciacca llama la “vertical del ser” por el nivelamiento más bajo de la autosuficiencia del hombre. De ahí el simbólico título de su obra «Gli arieti contro la verticale, Los carneros contra la vertical». Porque, …

La pérdida del ser y el quijotismo (II), P. Carlos Miguel Buela IVE

fr. carlos buela

La pérdida del ser y el quijotismo (II) [P. Carlos Miguel Buela IVE, “El Arte del Padre“, cap. 24] Nos preguntamos: ¿no son estos ataques y posturas formalistas, en última instancia, manifestaciones de la pérdida del ser? El verdadero discipulado-misionero no es ni utópico, ni restauracionista, pero está en tensión hacia la trascendencia. Su posición no es de centro sino de periferias… incluso las de la eternidad («Id por todo el mundo…» Mc 16,15; «vuestra recompensa será grande en los …

La pérdida del ser y el quijotismo (I), P. Carlos Miguel Buela IVE

[P. Carlos Miguel Buela IVE, “El Arte del Padre“, cap. 24] La pérdida del ser y el quijotismo I. Introducción. De caballero andante a capitán de almas A modo de introducción queremos presentar este artículo de Giovanni Papini, publicado en el diario LA NACION el 10 de diciembre de 1922. El escritor italiano comenta el ensayo Vida de don Quijote y Sancho, de Miguel de Unamuno, y subraya el carácter universal y religioso del personaje creado por Cervantes[1]. «Miguel de …

Hegel y el vaciamiento del Verbo, P. Carlos Miguel Buela IVE

Fr. Buela ive

Hegel y el vaciamiento del Verbo, P. Carlos Miguel Buela IVE El intento de reducir el cristianismo de acontecimiento a idea[1] Celebramos hoy otro aniversario del comienzo de nuestra experiencia de vida religiosa.  La Misa de inauguración la había celebrado Mons. León Kruk bajo la galería del Seminario Diocesano. La gente se encontraba hacia donde está la parte de tierra, hacia la entrada del Seminario. Recuerdo que el P. Rolando Santoianni, entonces seminarista, había hecho unas banderolas de papel crepé, …

Espíritu de príncipe, P. Carlos Miguel Buela IVE

Fr. Buela ive

[P. Carlos Miguel Buela IVE, El Arte del Padre, Capítulo 5, pág. 336-362] Espíritu de príncipe[1] Debo recordar aquí la importancia insustituible de los primeros principios del ser y del pensar. Muchos de los problemas contemporáneos tienen su origen en su olvido o deformación. Así traduce el p. Straubinger el Salmo 50,14. «El «espíritu de hegemonía» implica supremacía de cualquier tipo (del gr. ἡγεμονία = reino, gobierno, principado, potestad… dirección, jefatura, leadership, liderazgo…) que dirige al hombre y le ayuda …

La actualidad de la Encarnación del Verbo, P. Carlos Miguel Buela I.V.E.

La actualidad de la Encarnación del Verbo [Capítulo del libro “El Arte del Padre“, P. Carlos Miguel Buela I.V.E.] Es muy interesante constatar como en este tiempo de «ateos militantes», de laicistas arcaicos, de eclipses morales, de apostasías encubiertas o públicas, de medios de comunicación anticristianos, etc., como, sin embargo, lo más actual que hay es el hecho de que el Verbo se hizo carne. Ello es así por varias razones: Porque hablando absolutamente no hay nada más actual que …

El progresismo cristiano, P. Carlos Miguel Buela I.V.E.

Fr. Buela ive

[http://www.padrebuela.org/el-progresismo-cristiano/] El progresismo cristiano[1] Renovada actualidad de la tarea filosófica frente a las nuevas desviaciones doctrinales   I. Orígenes del Modernismo La tarea del filósofo cristiano, no sólo es inderogable e insustituible, sino que es, sobre todo hoy día, urgente y perentoria. En efecto, el rebrote de la herejía modernista condenada a principios de siglo por San Pío X, en la Encíclica Pascendi, ya atisbada en el Concilio Vaticano I que advierte, en la Constitución Unigenitus dei Filius, de los …

1

Murmuración, pecado contra la autoridad y la obediencia

murmur

Murmuración Pecado contra la autoridad y la obediencia “Si sembrar discordias entre los hermanos es cosa tan perjudicial y tan perniciosa, ¿qué sería si sembrase uno esta cizaña entre los súbditos y el superior? Y si fuese causa de desunión entre los miembros y la cabeza, entre padres e hijos, ¿cuánto más aborrecible sería eso a Dios…? ¡Cuántas veces acontece que viviendo uno con muy buena fe, y teniendo mucho crédito de su superior, y juzgando muy bien de todas …

La murmuración, pecado contra el prójimo

La murmuración, pecado contra el prójimo “Tu boca fue muy maldiciente, y tu lengua urdía engaños. Te sentabas para hablar contra tu hermano, y armabas lazos al hijo de tu misma madre. Tales cosas has hecho, y yo he callado. –Pensaste injustamente que yo había de ser como tú. Mas yo te pediré cuentas y te lo echaré en cara” (Sal 49, 19-21). [I] “Tu boca…“ Trata aquí del pecado de la boca, el cual se agrava de dos modos. [1] …

4

La murmuración, pecado de división

 La murmuración, pecado de división “El Señor ha oído vuestras murmuraciones contra Él. Pues ¿qué somos nosotros? Vuestras murmuraciones no son contra nosotros, sino contra el Señor” (Ex 16,8). Dice Alonso Rodríguez en su magnífico libro Ejercicio de perfección y virtudes cristianas al hablar de la unión y caridad fraternal: “Si los soldados que se habían de unir para pelear contra los enemigos, se vuelven a pelear entre sí unos con otros, claro está que no solo no vencerán, sino …

Santo Tomás sobre la Resurrección de Cristo

– Yo soy la resurrección y la vida (Jn 11,25) – Credo, Artículo 5: Al tercer día resucitó de entre los muertos Compendio de Teología: – Cap. 236: La resurrección de Cristo y el momento de la resurrección – Cap. 238: Demostración de la resurrección de Cristo – Cap. 239: Poder de la resurrección del Señor CRISTO, RESURRECCIÓN Y VIDA Yo soy la resurrección y la vida (Jn 11,25) I. El Señor muestra su virtud y poder que es vivificante. Debe saberse que, entre …

1

Santo Tomás sobre la pasión de Cristo (V)

Santo-Tomás-de-Aquino

Comentario al Credo, Artículo 5 Descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos Como hemos dicho, la muerte de Cristo consistió en la separación del alma del cuerpo, como también la de los demás hombres. Mas la Divinidad, estuvo tan indisolublemente unida al hombre Cristo, que, aunque el alma y el cuerpo se separaron el uno del otro, sin embargo la Divinidad misma estuvo siempre perfectísimamente unida al alma y al cuerpo. Y por tanto el …

1

Santo Tomás sobre la pasión de Cristo (IV)

tomás aquino pasión de cristo

LA LANZA Y LOS CLAVOS DE NUESTRO SEÑOR (Jn 19,34) CON CRISTO HE SIDO CRUCIFICADO. Y YA NO VIVO YO, SINO QUE EN MÍ VIVE CRISTO (Gal 2, 19-20) QUE NUNCA ME GLORÍE SINO EN LA CRUZ DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, POR QUIEN EL MUNDO ESTÁ CRUCIFICADO PARA MÍ, Y YO PARA EL MUNDO (Gal 6, 14-15)    LA LANZA Y LOS CLAVOS DE NUESTRO SEÑOR Uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y salió luego sangre …

1

Santo Tomás sobre la pasión de Cristo (III)

PREPARACIÓN DE CRISTO AL LAVATORIO DE LOS PIES (Jn 13, 4-5) NECESIDAD DE LA PERFECTA PURIFICACIÓN (Jn 13, 8-10) CÓMO DEBEMOS LAVARNOS LOS PIES LOS UNOS A LOS OTROS (Jn 13,14) EL SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA (Jn 6,55) PREPARACIÓN DE CRISTO AL LAVATORIO DE LOS PIES Se levanta de la cena, y se quita sus vestiduras; y tomando una toalla, se la ciñó (Jn 13, 4). Cristo se muestra servidor por amor a la humildad, conforme a aquello de San Mateo: …

Santo Tomás sobre la pasión de Cristo (II)

Santo Tomás de Aquino - Cornelio Fabro - instituto verbo encarnado

Anuncio de la traición de Judas (Mt 26, 21-25) Predicción del abandono de los discípulos (Mt 26, 30-32) Predicción de las negaciones de Pedro (Mt 26, 33-35) Anuncio de la traición de Judas v.21 (n.2159) Y mientras comían, dijo: “Yo os aseguro que uno de vosotros me entregará”. v.22 (n.2161) Muy entristecidos, se pusieron a decirle uno por uno: “¿Acaso soy yo, Señor?” v.23 (n.2162) Él respondió: “El que ha mojado conmigo la mano en el plato, ése me entregará. …

Santo Tomás sobre la pasión de Cristo (I)

Santo Tomás de Aquino - Cornelio Fabro - instituto verbo encarnado

CREDO, ARTÍCULO 4 Padeció bajo Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado Como es necesario que el cristiano crea en la encarnación del Hijo de Dios, así también es necesario que crea en su pasión y muerte. Porque, como dice S. Gregorio: No nos aprovecharía nada el haber nacido, si no nos hubiese aprovechado el ser redimidos”. Mas esto, que Cristo haya muerto por nosotros, es tan arduo (o incomprensible), que apenas lo puede captar nuestro entendimiento; más aún, no …

1

El ángel custodio de los aún no nacidos, según Santo Tomás

tomas aquino

El ángel custodio de los aún no nacidos, según Santo Tomás En el comentario al Libro II de las Sentencias, Santo Tomás tiene un artículo dedicado a los ángeles custodios o “de la guarda”, como los llama piadosamente la devoción popular. Se pregunta el Santo si a todos los hombres se les asigna la custodia de un ángel. Por las objeciones desfilan desde Adán hasta el anticristo. El primero, porque estando creado en gracia y con plenitud de ciencia infusa, aparentemente …