Sobre la Perfección de la Vida Espiritual

(De perfectione spiritualis vitae; texto español según edición B.A.C. Maior, Madrid 2007)

CAPÍTULO 1: Intención del autor

CAPÍTULO 2: La perfección de la vida espiritual consiste esencialmente en la caridad

CAPÍTULO 3: El criterio de perfección es el amor a Dios y el amor al prójimo

CAPÍTULO 4: Perfección de caridad divina que sólo Dios puede tener

CAPÍTULO 5: La perfección de la caridad divina propia de los bienaventurados

CAPÍTULO 6: Perfección de amor divino que se requiere en este mundo para alcanzar la salvación

CAPÍTULO 7: Perfección de amor divino que cae bajo consejo

CAPÍTULO 8: Primer camino hacia la perfección: renuncia a las cosas temporales

CAPÍTULO 9: Segunda vía de perfección: renuncia a los afectos sensibles y al matrimonio

CAPÍTULO 10: Ayudas para guardar la continencia

CAPÍTULO 11: Tercera vía de perfección: renuncia a la propia voluntad

CAPÍTULO 12: Las tres indicadas vías de perfección pertenecen con propiedad al estado religioso

CAPÍTULO 13: Sobre el error de quienes tienen la pretensión de rebajar el mérito de la obediencia o del voto

CAPÍTULO 14: Perfección de amor al prójimo necesaria para la salvación

CAPÍTULO 15: Perfección de amor al prójimo que cae bajo consejo

CAPÍTULO 16: Perfección intensiva del amor al prójimo

CAPÍTULO 17: Perfección del amor al prójimo: sus efectos

CAPÍTULO 18: Requisitos del estado de perfección

CAPÍTULO 19: Estado de perfección: obispos y religiosos

CAPÍTULO 20: Preeminencia del estado episcopal sobre el religioso

CAPÍTULO 21: Respuesta a los argumentos contrarios

CAPÍTULO 22: El estado episcopal, aunque más perfecto, no debe ser apetecido

CAPÍTULO 23: Sobre el estado de presbítero y arcediano: ¿Es más perfecto que el religioso?

CAPÍTULO 24: Razones alegadas a favor del estado de mayor perfección de los párrocos que el estado religioso

CAPÍTULO 25: Razones que pretenden demostrar el estado de perfección de arcedianos y párrocos aunque no se constituyan mediante alguna bendición o consagración

CAPÍTULO 26: ¿El cese legítimo en la dedicación pastoral es incompatible con el estado de perfección?

CAPÍTULO 27: Respuesta a los argumentos sobre el estado de mayor perfección de párrocos y de arcedianos que el de los religiosos

CAPÍTULO 28: Respuesta a los argumentos que pretendían que la carencia de bendición solemne o consagración obstara al estado de perfección de párrocos y arcedianos

CAPÍTULO 29: Respuesta a los argumentos que argüían que el posible cese de la cura pastoral es incompatible con el estado de perfección de sacerdotes y arcedianos

CAPÍTULO 30: Dedicaciones propias de los religiosos

Si encuentras un error, por favor selecciona el texto y pulsa Shift + Enter o haz click aquí para informarnos.

Comments 2

  1. HERMOSO !!! TODO ! GRACIAS !!! Ojalá pudiera bajarlo a mi cel para leerlo en mis ratitos libres. Esto es el alimento que necesito muchas veces, cuando dejó de leer lectura espiritual siento que mi alma entra a un cuarto oscuro y me doy cuenta porque empiezo a hacer cosas del mundo. Estoy consagrada a Dios en laicidad y es muy difícil cuando no se tiene el apoyo de la iglesia, pero Dios se comparece de mí y me guía a estos sitios para que recargue pilas. GLORIA A DIOS !!! Quien soy yo para que El se fije en mi??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.